LA CONQUISTA DE MI REINO

EXPERIENCIA VITAL

VIR TORRES

3.png
FaceApp_1663886065956.jpg
bosquejo Flecha

Si algo he aprendido en mis 51 años es

que muchos de nuestros límites solo existen

en nuestra percepción. No son reales.

La alegría es una gran brújula.

Cuando apuntas tu norte hacia ella,

la sombra se desvanece.

La historia que te voy a contar comienza cuando acabó la infancia y caí al mundo, como dijo el poeta.

Quizá me haya alargado un poco y eso que dejé fuera esas cosas que ya se cuentan tomando un café :)

Años 90. De mi pueblo en las montañas de Palencia a Madrid.

Me licencio en Ciencias de la Información. Universidad Complutense.

Desde pequeña mi afán era hacer preguntas para entender todo, lo único que conocía por entonces para hacer preguntas era ser ¡periodista!. Mientras estudiaba conocí a dos personas extraordinarias con las que tiramos para adelante con una revista-caja de Arte, LA NEVERA. ¡Qué tiempos de horas sin fin con un vinito por Madrid!. Mucha calle y poca facultad ;)

Responsable de Marketing y ventas para una empresa delegada de LVMH en España.

Terminé la carrera y gracias al trabajo hecho con la revista me ofrecieron trabajar en el dpto. de Márketing de Anaya Interactiva. Dije: ¡vale!. Allí me conocieron los franceses de LVMH para una empresa que abrían en España y dije: ¡vale!. Ir a París y establecer relaciones con compañer@s de otros países me expandió la mente a más no poder. Aprendí lo que es el mundo corporativo, la racionalización en el trabajo, la demanda incesante de todo para ayer y la soledad del ir y venir en traje elegante.

Coach de imagen personal y Lifestyle.

Me hicieron fija en LVMH y entré en pánico. No me veía más tiempo en el "mundo empresa" así que lo dejé todo y me fui a Londres a ver cómo iba la cosa con un amor anglosajón que había conocido durante la carrera, en adelante "mi vikingo". ¿Qué sería lo siguiente en la búsqueda de lo que sí era para mí?.

Londres me fascinó. Nada más llegar me fui a estudiar a Central Saint Martins, por darme el gusto. Para mí la mejor escuela de moda, comunicación y arte del mundo.

Un día corriendo por Southfields entré en una tienda de sombreros extraordinarios conocí a la dueña, Donna (ex-aristócrata rumana), y nos hicimos amigas en lo extraordinario. Ella me presentó a Mercedes que trabajaba para la Embajada española. Mercedes me comentó que se había abierto una plaza de voluntariado en el consulado de la Embajada de Bolivia. Y la conseguí mientras trabajaba en una delicatessen cortando jamón bueno en tacos para los perros de Wimbledon. Y al consulado llegó la BBC, necesitaban una intérprete para acompañarles al Festival de Chiquitos en Bolivia. Y allí que me fui. Algo de mi corazón permanece en aquel país al que luego he ido volviendo por amor a quienes conocí y a todo lo maravilloso que solo allí existe.

Paralelamente, en Wimbledon empezó a gestarse MUJERES DE VIDA ALEGRE, mi emprendimiento como psicoterapeuta y coach. 

Llegué al coaching de la manera más tonta. Iba a fiestas  y mis vecinas, que eran muy ideales, empezaron a pedirme consejos sobre cómo vestirse. "Oh my God! la española, so stylish". Me animé a ayudarlas y mis primeros trabajos como coach (aún sin saberlo) se especializaron en mujeres que se tomaban muy en serio una apariencia impecable en el encuentro internacional de tenis de Wimbledon.

Mi primer emprendimiento como coach me llevó a descubrir algo que fue una revelación: No era en el cómo vestirse donde ellas tenían la dificultad. La dificultad estaba en saber quién eran, qué querían contar al mundo y con qué herramientas contaban. 

Qué momentazo cuando descubrí que, ayudar a responder eso sí era para mí.

Mi aventura UK duró 5 años. Todo iba viento en popa pero yo sentía que me faltaba algo. El día que me di cuenta de que echaba de menos la ternura en general  y "nuestra cosa española", con mi vikingo (ahora sí) me volví a España.

Periodista de viajes y Directora de proyectos en la ONG Trabajo y Dignidad. Madrid.

Mientras decidía cómo continuar con mi idea de MUJERES DE VIDA ALEGRE trabajé como periodista free-lance para revistas de viajes y profundicé en la complejidad de las relaciones personales y profesionales en diferentes culturas. Gracias a los contactos que hice en el trabajo para la BBC en Bolivia viajé mucho, sobre todo por: Bolivia (amor total), Argentina, Guatemala... Aprendí también sobre los entornos de las ONG´s y vi que eso tampoco era lo mío.

Mientras, seguí formándome: Comunicación No Violenta, Focusing y otras disciplinas que facilitaban soluciones en las situaciones de dificultad emocional o conflictivas.

Nace mi hijo, Noah.

Aquel día que salí de la charla de preparación para el parto llena de sobrecitos promocionales de Blevit, vi que aquello no iba conmigo. Echando de menos referencias de crianza respetuosa comienzo la carrera de Antropología en la UNED. ¿Quién criaba desde algo más eterno que las cosas occidentales que, visto lo visto, no hacen muy feliz a la gente?. Tenía entonces sobre 40 años. Sentí que había que pararlo todo y poner orden. ¡Y vaya que si lo paré!. La ex-ejecutiva, la ex-cooperante, ex-periodista de viajes, etc... se fue a vivir a una comunidad autogestionada en la zona de Sigüenza, Guadalajara. Quería bajarme del mundo como diría Mafalda y redirigir el GPS. Lo hice. Estaba en la gloria, sin móviles, sin electricidad, con otros espíritus libres en sus propias búsquedas.

Aquel tiempo fue una verdadera experiencia de silencio, amor y recogimiento. Me nutrí de nuevos conocimientos, fui madre desde donde

yo lo sentía y me dediqué a la felicidad en mi pequeña familia.

Toda la familia a Asturias. 

Cuando Noah empezó a necesitar de la socialización del colegio, mi vikingo y yo encontramos una escuela libre en Gijón, así que nos vinimos a Asturias. Es genial tener claras las prioridades.

Comencé a trabajar como redactora en un programa que nacía hace 4 años en la TPA (Televisión del Principado de Asturias), EL PICU.

Hoy es líder de audiencia, soy directora ocasional y responsable de Casting. ¡Súper recomendable si te gusta la cultura asturiana, lo encontrarás en RTPA a la carta! ;)

Ya tenía muchas piezas del puzzle para saber lo que sí era para mí. Y MUJERES DE VIDA ALEGRE finalmente vio la luz tras la formación acreditada por ICF (Federación Internacional de Coaching), el Máster en Terapia Sistémica con muñecos Playmobil con Olga Gil y Saúl Pérez y algunas especializaciones más: Mitos y Arquetipos dentro de la espiritualidad celta con Sofía Gutiérrez, Eneagrama...

HOY. MUJERES DE VIDA ALEGRE a full de power.

Y yo, feliz. Feliz de haber encontrado mi sitio en el mundo, personal y profesionalmente, con mi libertad y mi búsqueda como bandera.

Estoy profundamente agradecida a quienes me apoyaron y a la vida que no ha dejado de sostenerme. incluso en los momentos de más incertidumbre y desasosiego.

No olvido a todas las personas que me lo pusieron difícil, en lo personal y en lo profesional. Les agradezco haber sido tan buenos maestros dándome la oportunidad de fortalecerme y ver con claridad qué o quién no era para mí. Hace tiempo que entendí que fuisteis necesarios.

Mi afán por encontrar respuestas, igual que de pequeña, sigue siendo mi motor. Eso sí ahora las hago mirando hacia dentro.

He logrado aunar mis dos pasiones, la comunicación y el crecimiento personal, con una única misión:

estar ahí para quien necesite una mano en el camino.

Yo estoy preparada. Confío en que quien me busque, me encuentre.

Algunas de las empresas con las que he trabajado

grupo-anaya-logo.jpg
lbmh.png
ondas.jpg
trabajoYdignidad_edited.jpg
bbc.png
bolivia.png
indiecolors.jpg